Dejarse llevar…

Dejarse llevar… una frase que al escucharla parece simple pero a la hora de ponerla en practica que dificil se hace,no?

Una ya en su condicion de mujer, en el mundo de hoy donde pareciera que todo absolutamente todo dependiera de nosotras.Y ojo no lo hablo desde un punto de vista feminista, nada mas alejado de esto.

Pero seamos concientes, seamos coherentes, una es la que esta en el dia a dia con nuestros hijos en sus actividades, en sus tareas, en brindarles herramientas para que puedan defenderse y valerse por si mismos. Enseñarles el valor de la misericordia, de la lealtad, de la amistad. Atentas a sus medicos a su nutricion, a sus intereses.

Somos las encargadas de que una casa se convierta en un hogar, que haya olor a bizcochelo los dias de frio y horas de juego  ininterrumpido al aire libre los dias de verano. Somos quienes nos desvelamos cuando se enferman y las encargadas de las logistica del dia a dia.

Toda esta logistica fluye cual melodia (no tan melodica) duante cada uno de nuestros dias hasta que de repente por una circunstancia que la vida nos pone por delante hace que esta melodia no tan melodica ya nisiquiera tenga la fuerza suficiente como para parecer musica. Al contrario a esta altura la podriamos llamar  RUIDO. Un gran y aturdidor ruido.

Ya les he comentado que mi personalidad un tanto obsesiva y organizada (y en todos los aspectos!) no me ha permitido delegar mucho en estos dos años de lucha hasta esta utima vez.

Reme y reme contra la corriente intentando mantener una rutina y ahogandome en angustia cada vez que mi cuerpo no me lo permitia.

Intente siempre mantener el control, lo intente y por momentos lo tuve y por otros no y ahi la angustia se apoderaba  de mi de una manera atroz.

Con esto que intento decirles… Sepamos pedir ayudar, sepamos recibirla tambien. Me llevo dos años reconocer que si realmente quiero ganar de lo unico que debo de ocuparme es de mi salud. Que esto es momentaneo (se esta haciendo largo pero va a ser momentaneo).

Entregarse a la enfermedad no es dejarse morir, entregarse al cancer es saber pedir ayuda y relajar. Darnos cuenta de este proceso (si es rapido -el proceso- mejor ,por que la pasamos mejor- cuac! no fue mi caso).

Por que dejarse llevar en este caso…no nos vuelve VULNERABLES, nos vuelve poderosas!

 

Comentarios

  1. silvina escribió:

    Admiro tu fuerza d voluntad desde el.primer dia que te vi en la tele. Guerrera si las hay!! Segui adelante vas por buen camino. Contagias esas ganas y esa garra que muchas no tenemos. Un beso enorme y todo va a estar bien!!!!

Escribir tu comentario en este post

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

IMPORTANTE: Todos los comentarios y respuestas estarán pendientes de aprobación por lo que no aparecerán inmediatamente. Muchas gracias por ser parte.